UN POSIBLE DESPERTAR DE LA CORTE CONSTITUCIONAL

Con la Consulta Popular y Referéndum de 04 de febrero de 2018, se dio paso al nombramiento de un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – Transitorio (CPCCS-T), a cargo del doctor Julio César Trujillo, cuya función primordial delegada en las urnas por el pueblo ecuatoriano, entre otras, fue la evaluación de autoridades que integran el aparato estatal, como: el Consejo Nacional Electoral, el Consejo de la Judicatura, la Fiscalía General del Estado, la Defensoría del Pueblo, etc., en una suerte de reorganización de la institucionalidad democrática en el país. Asimismo el consejo transitorio informó de la evaluación del órgano supremo de justicia constitucional: la Corte Constitucional.

Conforme al anexo tres de la pregunta tres de la Consulta Popular, este consejo transitorio, tiene como misión fundamental el garantizar la “mejora, objetividad, imparcialidad y transparencia de los mecanismos de selección de las autoridades” cuyo nombramiento es de su competencia. El anexo invocado, expresamente, establece que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – Transitorio asumirá “… transitoriamente todas las facultades, deberes y atribuciones que la Constitución y las Leyes le otorgan al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social…”, consecuentemente el deber de selección de las autoridades que fueron cesadas.

Más allá de las objeciones, acuerdos y desacuerdos, en el proceso de evaluación ejecutado a los nueve jueces que integraban la Corte Constitucional ecuatoriana, el 23 de agosto de 2018, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – Transitorio, resolvió su cesación definitiva, dando por terminados anticipadamente sus períodos de designación, ante el presunto incumplimiento de sus funciones emanadas de la Constitución de la República y la ley, cuya consecuencia, fue dejarnos en una acefalía de justicia constitucional, al no designarse inmediatamente nuevos jueces constitucionales que conformen una nueva Corte Constitucional. A la presente fecha hacen 72 días que el Pleno de la Corte Constitucional no ha sesionado y obviamente esta situación se mantendrá hasta tanto se elija a los nuevos jueces constitucionales que lo integren.

Valga recordar que un informe técnico de investigación (Diario El Universo, 23 de agosto de 2018) que sirvió de sustento para la cesación de los nueve jueces indicó que la Corte Constitucional desde el año 2009 mantenía 3.189 casos sin resolver.

El Pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – Transitorio, aprobó un Mandato para el Proceso de Selección y Designación de los Miembros de la Corte Constitucional Definitiva, el cual establece una Comisión Calificadora encargada de la designación de los futuros jueces de la Corte Constitucional.

La Comisión Calificadora se encuentra integrada por seis miembros, dos por cada una de las siguientes funciones del Estado: Ejecutiva, Legislativa y Transparencia y Control Social cuyo ejercicio de sus funciones debe enmarcarse en criterios de objetividad, rectitud, probidad, ética e imparcialidad. Cuestión fundamental radica el ejercicio del deber de excusa de los miembros de la Comisión Calificadora en caso de que se evidencie algún tipo de conflicto de intereses a fin de que se garantice un proceso transparente de selección de los futuros miembros de la Corte Constitucional (Art. 6 Mandato para el Proceso de Selección).

En ese contexto, tres funciones del Estado enviaron por cada una, nueve candidatos para la integración de la futura Corte Constitucional ecuatoriana. Entre los nombres que podemos destacar del listado de candidatos encontramos: Por la Función Ejecutiva: Enrique Herrería Bonnet, Karla Andrade Quevedo, Dunia Martínez Molina; por la Función legislativa: Stalin Raza Castañeda, Dolores Miño Buitrón, Javier Aguirre Valdez; y, por la Función de Transparencia y Control Social: Hernán Salgado Pesantes, Ramiro Ávila Santamaría, Daniela Salazar Marín; juristas de probada solvencia profesional, conocedores de la dogmática constitucional y procesal, académicos de trascendencia, comprometidos con la cátedra y la investigación, pero sobretodo con la promoción y protección de los derechos humanos.

No obstante, podemos mencionar que la integración de los postulantes, ha omitido perfiles que conocen a fondo del paradigma de la justicia constitucional ecuatoriana, académicos y profesionales jóvenes que cuenta con la capacidad y experiencia que requiere tan alta magistratura y que han ido marcando verdaderos hitos desde la docencia y la práctica de la justicia constitucional desde la propia Corte Constitucional; no podemos manchar el prestigio profesional de servidores o ex servidores de la Corte, que sin ostentar un cargo de juez, han contribuido en el establecimiento del desarrollo del derecho constitucional y procesal constitucional.

La base del proceso de selección de los nuevos jueces constitucionales debe regirse en el cumplimiento de los principios de independencia, transparencia, meritocracia, probidad e integridad. La Comisión Calificadora debe cumplir la atribución de selección en dos fases: la primera verificar el cumplimiento de requisitos e inhabilidades de los 27 candidatos que se han propuesto; y, una segunda, a través de la validación de los méritos de los postulantes como su formación académica, experiencia profesional y producción académica. De vital importancia, constituye el recibir en Audiencia Oral a cada uno de los candidatos habilitados, a fin de que públicamente resuelvan un caso de relevancia técnica y académica, mediante la cual la Comisión Calificadora tendrá que realizar preguntas a los candidatos a fin de valorar sus conocimientos profesionales.

No obstante creemos que esta presentación debería ser televisada para que haya mayor credibilidad en el proceso de selección permitiendo con ello la presentación de una impugnación ciudadana libre y no incurrir en viejas prácticas, en las que se ha otorgado un puntaje considerando intereses de índole político o desavenencias personales, más no por el eventual  incumplimiento de requisitos o falta de probidad moral o ética de los postulantes, regalando puntos a quienes no lo merecen y quitándolos a quienes sí cumplen con los perfiles idóneos para el ejercicio de la magistratura.

Nos encontramos a días de recuperar una Corte Constitucional en el Ecuador, contamos con unos postulantes idóneos de alto nivel profesional y académico, los nuevos jueces tiene el deber de recuperar la confianza ciudadana con la emisión de sus sentencias, las cuales deben enmarcarse en el respeto al Estado Constitucional de derechos y justicia vigente, garantizando los derechos ciudadanos, respetando la independencia judicial, desterrando la emisión de sentencias coyunturales en los que se evidencie una agenda política o intereses personales sin que impere el valor de la justicia.

Sin duda un pilar fundamental en el proceso de selección se circunscribe en que los miembros de la Comisión Calificadora, son juristas con notoria probidad moral y profesional, miembros que de igual forma cumplen con los requisitos exigidos para ser jueces de la Corte Constitucional, por lo tanto en capacidad de juzgar las intervenciones de los postulantes desde una óptica profesional justa. Digno destacar la presencia de Ernesto Albán Gómez, Rafael Oyarte Martínez y Ramiro García Falconí en la Comisión Calificadora, notables académicos, conocedores de las competencias de la Corte Constitucional.

La Corte Constitucional ecuatoriana debe despertar y marcar el sendero de trascendencia recuperando su función de máximo órgano de control, interpretación constitucional y administración de justicia constitucional. La nueva Corte Constitucional se integrará con una visión, pluralista,progresista y democrática, auguramos que se edifique como una institución honesta y que recupere su credibilidad, erradicando la percepción pública de confrontación para con los jueces por los diferentes aspectos que se han denunciado y ser los fieles defensores primarios de la Constitución de la República.

Artículo presentado en el espacio de análisis del #InformativoCandela de Radio @SuperTropicana, 105.9 FM, en el centro del país – 10nov18

Sígueme en twitter en @pdavilaj

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: