EL FÚTBOL SECUESTRADO POR LA VIOLENCIA

El pasado sábado 24 de noviembre estaba previsto que en Argentina se juegue la final de fútbol por la Copa Libertadores de América 2018, entre los equipos locales River Plate y Boca Juniors, insignes planteles de la gloria del fútbol latinoamericano.

El partido final estaba previsto jugarse de vuelta en el Estadio Monumental de River Plate, dado que el partido de ida se lo jugó en la “Bombonera” cuyo resultado fue de un empate de 2 a 2. Para sorpresa y malestar de los aficionados y los televidentes amantes del fútbol a nivel mundial, el cotejo final, tuvo que ser suspendido por la agresión que hinchas de River Plate infirieron en contra de los jugadores de Boca Juniors, que se transportaban al encuentro deportivo en el bus del equipo con dirección al Estadio Monumental de Núñez.

Los medios de comunicación informaban en vivo y en directo de los resultados del ataque violento que concluyó con ventanales rotos del bus de Boca Juniors y jugadores con heridas en sus ojos, rostro y brazos, producto los vidrios esparcidos por el impacto de las pedradas recibidas. Adicionándose problemas respiratorios de los jugadores producto de los gases lacrimógenos lanzados contra la turba para aplacar la arremetida de los furibundos hinchas de River Plate.

Muchos de nosotros, aficionados y fieles seguidores de este deporte lo seguimos con pasión febril. Sin duda el fútbol despierta la algarabía de sus hinchas y también irradia la desazón de la derrota cuando el equipo no cumple con las expectativas que la lid futbolera persigue: El triunfo a toda costa, en medio de la batalla de los 90 minutos de juego.

Es evidente que los hinchas nos apasionamos ciegamente por amor a nuestros equipos. La realidad de cada momento, hace que sea latente en ese instante la indignación por la violencia y la cobarde agresión de hinchas contra equipos rivales, pero la memoria es frágil, pasan los días y, una nueva noticia tomará vigencia en la palestra pública y nuevamente olvidaremos los hechos vergonzosos de agresión que embargan y en muchas ocasiones enluta al rey de los deportes y sus seguidores. Borrón y cuenta nueva, suele decir el adagio popular; pero la crisis del fútbol nacional e internacional, seguirá viviéndose pese al escarnio de los hechos bochornosos que desnaturalizan el juego limpio.

No menos cierto, resulta recordar, que meses atrás, la noticia de actos de corrupción invadió al fútbol, los titulares en los medios de comunicación ocupaon la primera plana. Personajes públicos indagados penalmente y posteriormente condenamos por prácticas dolosas y corruptelas comprobadas, ante la evidencia del cometimiento de delitos como el lavado de activos; Ecuador no fue la excepción, en estas pesquisas.

Altos dirigentes del fútbol ecuatoriano se encuentran purgando penas privativas de la libertad ante estos escandalosos hechos. Así mismo el tiempo sigue su cauce, borrón y cuenta nueva; la memoria sigue frágil, nos olvidamos, enterramos los sucesos deplorables y seguimos en el sendero. La pasión del futbol, no desmaya nunca, es el negocio más lucrativo de todos los tiempos, seguirá latente pese a los infortunios y desavenencias que este deporte deja inscrito en las crónicas de su historia.

Los medios de comunicación hacen su parte, la noticia sensacionalista busca elevar el rating de sintonía de la prensa escrita, televisión y radio. La noticia se pierde en el tiempo conjuntamente con el mensaje reflexivo que llama a la NO VIOLENCIA. Y regresa nuevamente cuando la violencia arremete con más fuerza en los escenarios deportivos; la violencia en los estadios se vuelve un círculo vicioso que no se puede contener.

Los tragos amargos que deja el fútbol, no solo se quedan en los hinchas con sus barras bravas, sino que se ve manchada por todos sus protagonistas: dirigentes, futbolistas, periodistas, gremios, vendedores, Estado, entre otros; no es una cuestión de percepción ni de infiltrados, ya que todos somos seguidores de una y de otra manera del rey de los deportes y en esa vía muchos viven del fútbol desde cada una de sus tricheras, grandes corporaciones hasta quien revende las entradas fuera del estadio. Todos somos culpables de que el fútbol haya sido secuestrado por la violencia y se encuentre manchado.

El fútbol se vuelve presa de la violencia que aqueja a la sociedad en general desnaturalizándolo de la verdadera intención que persigue su práctica: El juego limpio.

El hincha se apasiona no razona; se vuelve un fanático que actúa con visceralidad, no se puede concebir bajo ninguna lógica, que el hincha agreda a otro, por un simple color de camiseta, por un mero simbolismo o atuendo, por una infracción mal sancionada. Es inconcebible que la pasión del fútbol caiga en el acto delictivo, en la agresión y la violencia. La fiesta del fútbol, debe ser vivida como lo que realmente es: La FIESTA DE LA UNIDAD en medio de la diversidad. Una fiesta a la que acudimos en compañía de la familia.

Los hechos oprobiosos de agresión en dentro y fuera del estadio, en el juego mismo, debe ser desterrada. No es cuestión de reacción vadálica, por el desacierto del arbitro, por la falta que puede ocasionar un jugador al otro. Sin duda es un un juego de impacto de alta competitividad, de fuerza; pero sobretodo es un juego en el que debe primar la inteligencia la tolerancia y el respeto al otro.

Debemos erradicar la práctica de la provocación, la falsa venganza y dar paso a un juego integro en el que todos ganemos con el espectáculo que debe ser el fútbol. La implementacion de políticas de seguridad ciudadana que proteja a los niños y evitar más muertes en los estadios. Es una cuestión no solo dirigencial sino de los aficionados. No manchar los estadios con escenas de aficionados que a modo de extorsión e intimidación piden caridad para el ingreso a los encuentros deportivos. Los equipos deben mantener el orden y el respeto a los hinchas robusteciendo medidas de seguridad antes, durante y después de los partidos. El llamado es a toda la comunidad; a la unidad.

Artículo presentado en el espacio de análisis del #InformativoCandela de Radio @SuperTropicana, 105.9 FM, en el centro del país – 02dic18

Sígueme en twitter en @pdavilaj

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: